La Ley física dictó:
Nacer; 
Conocerte; 
Ser novios;
Casarnos; 
El nacimiento de nuestro hijo;
Comprar una casa y construir un hogar…; 
Sin embargo también esa ley dictó que se detuviera el tiempo para tí……. y en ese daño colateral aunque tú no lo sepas, la mitad de mi alma murió para mi……pero descuida que mi otra mitad está entregada hasta el día que deje de respirar  para el “Chico de mi Vida”. 
Te amaremos por siempre…..
Descansa en Paz