El día de hoy, hablaré de un tema de suma importancia para la colectividad en general y son las famosas FOTOMULTAS.

PESE A LO RESUELTO POR LA SCJN, SON ILEGALES,  LEE MI ARTÍCULO Y LO ENTENDERÁS.

INSTRUMENTOS DE MEDICIÓN Y SU REGULACIÓN

El uso de instrumentos de medición se encuentra regulado por la “Ley Federal de Metrología y Normalización”, estableciendo entre otros, los patrones nacionales de las unidades básicas y derivadas del Sistema General de Unidades de Medida y los requisitos para su fabricación, importación, reparación, venta, verificación y uso; ello para dar certeza y confiabilidad en operaciones comerciales y prestación de servicios.

Lo antedicho no es ajeno a las actividades de la administración pública en materia de “seguridad vial”, pues es notoriamente evidente que ésta también se auxilia de sistemas de medición y/o detección para regular aspectos de la vida cotidiana, tal es el caso de la movilidad en la Ciudad de México.

Por lo cual, la Secretaría de Seguridad Pública, representada por su Oficial Mayor, contrató con Autotraffic, sociedad anónima de capital variable la Subrogación de Servicios para Imponer Multas a través del Sistema Integral de “Fotomultas”.

Para ello, la sociedad mencionada se comprometió a la instalación y puesta de los equipos móviles y fijos; y la Secretaría al pago de la contraprestación pactada.

Asimismo, se pactó que los equipos y materiales que utilice el prestador del servicio deberían cumplir con las especificaciones técnicas referidas en el anexo único.

Sin embargo, como se advierte del contenido del contrato consultable en la página de internet de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, hoy Ciudad de México, en la liga http://www.ssp.df.gob.mx/fotomulta/documentos/contrato.pdf; en ninguna de sus cláusulas y especificaciones se estableció que los mencionados equipos se encuentran autorizados por la Secretaría de Economía, incluso por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y que cumplen con las especificaciones establecidas en la Ley de Metrología y Normalización y una Norma Oficial Mexicana en la materia.

Partiendo de dicha premisa,  es dable entender que de la literalidad del contrato de subrogación, no se advierte en que parte de las condiciones de la prestación del servicio contratado, los dispositivos (móviles/fijos) para tomar fotografías en las que se fundan las infracciones en materia de tránsito en esta ciudad, hayan sido “debida y legalmente calibrados y mucho menos estén regulados por una “norma oficial mexicana”.

Aspecto que deriva en una flagrante violación a nuestros derechos convencionales y constitucionales, pues se desconoce si dichos aparatos de medición y captación de “imágenes” se encuentran debidamente calibrados y si la información que captan es fiable para dar lugar a la calificación de infracción de los hechos que reportan.

Siguiendo la metodología de la causa, para encuadrar en la norma infractora se debe exceder el límite de velocidad en las zonas donde estén instalados dichos aparatos de medición y si son rebados los límites es evidente que seremos acreedores a una “Fotomulta” por el equivalente a diez veces la unidad de cuenta en la Ciudad de México.

Ok, infringí la norma ¿y ahora qué sucede?

Lo que sucede es que tu “Fotomulta” puede llegarte por “Arte de Magia” a tu domicilio o bien al digitar tu “placa vehicular” en la página de la Secretaría de Finanzas de tu entidad, en la pestaña de “infracciones de tránsito” aparecerá mágicamente una o varias multas de este tipo y hasta por lugares que nunca frecuentaste o a altas horas de la noche.

Ahora, dichas fotomultas son emitidas por un supuesto agente de tránsito de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México; ¿cual agente de transito? Mentira, es evidente que esto transgrede nuestra garantía de audiencia previa, lo anterior de conformidad con los estándares del derecho administrativo sancionador,  violando con ello a todas luces el debido proceso, es decir el derecho a la defensa que como ciudadanos gozamos y el principio de presunción de inocencia.

Hoy  me entero que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, las  volvio constitucionales.

“ME FALLESTR SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN.” ☹️

Autor. Reik Molina